¡Huye del calor! Trucos para mantener tu casa fría en verano

Hace un calor que se nos derrite hasta el perro. Hemos entrado en los meses de verano y se nota, sobre todo para los que no tenemos aire acondicionado en casa y luchamos contra el calor a base de botellas de agua y duchas frías tres veces al día. Pero existen ciertos trucos que hacen que puedas mantener la casa más fría durante el verano y que, aunque no conviertan tu salón en un jardín paradisíaco, pueden ayudarte a sobrellevar los meses de calor de una forma un poquito más llevadera.

¿Quieres saber algunos trucos para no “sufrir” tanto los sudores durante los meses que nos esperan. Léelos y llévalos a cabo. ¡Nos lo agradecerás!

trucos-mantener-la-casa-fria

Trucos para mantener tu casa fría en verano

Deja las persianas bajadas

Esta es una frase que las madres de todas la Península habrán repetido hasta quedarse sin voz. ¿Cuantas veces ha llegado tu madre a las 5 de la tarde y te ha echado la bronca por no tener las persianas bajadas? Pues hemos de decirte que, como siempre, tiene razón. Casi un 30% del calor procede del exterior (es decir, que entra por las ventanas) por lo que al usar algo que impida que este entre, como persianas o cortinas, haces que la temperatura en tu casa descienda unos 6 grados. ¿Has oído hablar del efecto invernadero? Se trata de impedirlo. No dejes que el calor entre por los agujeros de tu casa.

casa fría en verano

No solo las ventanas, las puertas también son importantes

Haz una cosa, durante el día, sobre todo en las horas de más calor del día, mantén cerradas tanto ventanas como puertas. Sin embargo, por la noche, en esas horas en las que se levanta una pequeña rasca (y, si es posible, muy de mañana), abre puertas y ventanas para que el aire corra por dentro de la casa y enfríe un poco las habitaciones.

Toma bebidas frías

Parecemos las noticias de Antena 3, pero es que es importante que tú también te mantengas hidratado. Bebe agua y come comidas “frescas”. Eso sí, hay algo que puede que no sepas: evita las bebidas demasiado frías, intenta tomarlas a temperatura ambiente. La gente toma bebidas heladas porque la sensación térmica es mejor, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, el organismo necesita mantener una temperatura de 37 grados, por lo que si bebemos agua muy fría tendrá que trabajar el doble para mantener la temperatura, lo que hará que el cuerpo lleve a cabo un gasto elevado de reservas energéticas.

mantener tu casa fría en verano

No te olvides del extractor de la cocina o el baño

Sirven para sacar del piso el aire caliente que se produce cuando cocinas o cuando te duchas.

A medio plazo, deshazte de las luces incandescentes

Gastan un 90% de su energía en el calor que emiten. ¿Alguna otra razón para cambiarte a bombillas de bajo consumo?

Las sábanas de algodón

Seguro que lo haces, y es que solemos tener sábanas para cada estación del año. Mientras que en invierno dormimos calentitos tapándonos con nuestra sábana de franela, ahora es el momento de utilizar al algodón para mantener la frescura y transpirar mejor.

El ventilador del techo ha de girar en modo correcto

En verano, el ventilador del techo ha de girar en sentido contrario a las agujas del reloj para que se genere mayor corriente en continuo movimiento y el flujo del aire creará una brisa que provocará sensación de frescor en la piel. ¿Sabías esto?

Estos son pequeños trucos que funcionan para tener tu casa más fresca durante estos meses tan calurosos. ¿Te los sabías todos?